Rehabilitación integral de la envolvente del edificio, aplicando un sistema SATE en todas las fachadas exteriores. Se ejecuta una rehabilitación integral de balcones, barandados, instalaciones de salida de gases de combustión. En definitiva, una reforma integral de fachada a la que no le falta detalle.