En este caso, el edificio objeto de intervención se encuentra muy deteriorado, con gran pérdida energética en los cerramientos de fachada, así como en puentes térmicos de huecos y forjados.
Se repara el revestimiento actual de fachada, cubriendo el paramento vertical con un nuevo cerramiento, a base de adhesión de placas de poliestireno expandido, cubriendo el congunto con morteros específicos, reforzados con malla.
La intervención ha supuesto un gran ahorro energético, pudiendo la Comunidad de Propietarios acceder a las subvenciones previstas. Las reparaciones estructurales resultan de gran importancia en este tipo de obras, debiendo asegurar la durabilidad de los elementos estructurales dañados.