El edificio presentaba desconchones y desprendimientos de la pintura de recubrimiento en balcones y aleros, fisuras y grietas importantes en sus frentes y techos, así como desprendimientos peligrosos de la capa de hormigón y armaduras corroídas al descubierto.
Para la ejecución de los trabajos, SEOM CONSTRUCTORA utilizó por una parte plataforma articulada para trabajos en altura en las fachadas que dan a la vía pública, instalando marquesina contra caída de objetos en los accesos al edificio, y por otra, en el resto de fachadas, se instaló andamiaje tubular debido a la dificultad orográfica del terreno para acceder con dicha máquina.

Se realiza un picado de las zonas deterioradas en frentes y techos de balcones y aleros hasta alcanzar el soporte sano, se tratan las armaduras corroídas eliminando todo el óxido existente y aplicando sobre ellas un pasivador que evite en un futuro su corrosión, sustituyendo las barras que habían perdido su sección. Se recupera la volumetría mediante aplicación de mortero de reparación y enlucido de protección en las zonas intervenidas.

Como revestimiento exterior, se aplican dos manos de pintura plástica especial para exteriores, previa aplicación de imprimación.