Rehabilitación fachadas tradicional Gipuzkoa

Revestimientos contínuos:

De forma recurrente, en edificios de cierta antigüedad,  encontramos patologías relacionadas con la degradación de materiales, desgaste o deterioro de elementos y revestimientos. En lo que se refiere a fachadas con revestimientos contínuos, como son enlucidos de mortero cal o estucos, las patologías se centran principalmente en las siguientes:

  • Falta de adherencia al soporte (deterioro del material o del propio soporte).
  • Degradación interna del revestimiento (morteros de mala calidad, ataques químicos…)
  • Desgaste externo (exposición a condiciones climáticas, químicas, degradación física directa…)

Se trata de una patología muy común en edificios de Gipuzkoa, muy azotados por la intemperie y sometidos a ciclos constantes de humectación-secado, lo que disgrega el material, reduciendo su vida útil.

Revestimientos discontinuos:

Son revestimientos basados en la adición de piezas prefabricadas o piedra natural a fin de conseguir una superficie continua. Las patologías en este tipo de fachadas se centran en la adherencia o anclaje de las piezas individuales al soporte, así como en la integridad de la propia pieza. Las causas que provocan estas patologías son las siguientes:

  • Despegue o no adherencia de la pieza o el anclajes de seguridad (deterioro del soporte).
  • Degradación del material que forma la pieza.
  • Desgaste externo (exposición a condiciones climáticas, químicas, degradación física directa…)

Este tipo de patologías nos las encontramos sobretodo en ladrillos cara vista y aplacados tradicionales de piedra. En Donostialdea vemos multitud de casos de este tipo de de edificios.

Revisa esta obra representativa en calle Prim 9, Donostia.

Elementos singulares:

En algunas fachadas, los elementos singulares cobran gran importancia, ya sea como elementos estructurales o decorativos, por tanto, en muchas ocasiones estos elementos decorativos o secundarios adquieren una función estructural muy importante. En fachadas de cierta antigüedad, el adecuado mantenimiento y protección de estos elementos es fundamental para evitar daños a terceros. 

Algunos elementos que cobran gran importancia son las protecciones contra ataques biológicos. Revisa algunos ejemplos en Donostia e Irún.